Me llamo Miguel Moyano, y soy fotógrafo

Desde hace años mi trabajo se centra principalmente en la fotografía, tanto en reportaje social, eventos o fotografía corporativa y diseño para empresas. Fue en 2013 cuando abrí mi estudio en El Viso, y empezó mi aventura como freelance, especializado en reportajes de boda pero abarcando todo tipo de trabajos, tanto fotográficos como en vídeo.

¿Qué necesitas? Hablamos, me propones tu idea, y la llevamos a cabo. Así de fácil.

Fotografía y Vídeo profesional

BODAS

¿Te casas? Ponte en nuestras manos, relájate y disfruta de tu boda

BOOK

No siempre hay que buscar una excusa para querer hacerse fotos

EVENTOS

Organizarlo ya es suficiente, no te preocupes por las fotos

PUBLICIDAD

Fotografía de producto, corporativa y publicitaria para empresas

Se dice que una imagen vale más que mil palabras, así que hagamos que esas imágenes cuenten lo mejor de nosotros.

Nos encargamos de captar los momentos más fieles a la realidad. Ya sea en un reportaje de bodas o cubriendo un evento cultural, nuestra máxima es la naturalidad y la veracidad. Queremos conseguir recuerdos verdaderos e inolvidables, así como transmitir lo que vemos de la forma más veraz y atractiva posible.

PROYECTOS PERSONALES

Creaciones, diseños, experimentos… mi área más personal

Opiniones de nuestros clientes

Laura y Santiago
Te hace sentir cómodo, como en casa. Sin lugar a dudas, volveríamos a elegirle, por la confianza, profesionalidad y buen hacer.​
Juanjo y Maribel
Desde que decidimos contar con él para nuestro gran día, se ha adaptado al 100% a nosotros. Ha tenido en cuenta todos nuestras preferencias y todas mis manías... Estamos muy contentos de que haya sido él quién nos acompañó. Excelente profesional.
Araceli y Sergio
Excelente! Tanto el reportaje de nuestra preboda como el de la boda con vídeo nos ha encantado. Te hace sentir cómodo y el trato es súper cercano. Totalmente recomendable! Enhorabuena de corazón!
Alex y Mayka
La creatividad y profesionalidad hecha en una cámara. Yo lo recibí hecha un manojo de nervios y la sesión la hizo tan natural que parecía que llevaba toda la vida posando. Desde el primer momento le dijimos que no queríamos lo de todas las bodas y así ha sido.