No todo en la vida de un fotógrafo son bodas. Hay veces que el que posa delante de la cámara no es una persona, si no un producto. Ayer tuve en el estudio un pack de Cerveza Artesanal Cordobeer. Estas son algunas de las que salieron. La fotografía de producto es algo que me gusta, me da más opciones a investigar con la luz, los parámetros de disparo, enfoque manual… a tomarme mi tiempo en cada imagen.