Hace unos años me dieron la idea para hacer una pizarra planificadora para el mes. Consiste en diseñar una lámina con las casillas para los días del mes, pero sin poner números ni nombre del mes. Una vez enmarcado, podemos escribir sobre el cristal con un rotulador de pizarra, que podremos borrar cuando pasemos al próximo mes.

Desde entonces, es una idea a la que le he sacado partido más de una vez, tanto para el estudio como para encargos o regalos. Preparamos el diseño de la pizarra, elegimos un marco que le venga bien de entre todo el catálogo que nos da el taller de enmarcación, y ya la tenemos lista. Os enseño aquí algunos de los últimos modelos que he hecho.