Terminaron los reyes, y con ellos cuatro días de emoción que se repiten cada cuatro años. Un pueblo volcado en una fiesta entre actores, técnicos, voluntarios, músicos, colaboradores… tanta gente que ni por frío ni por lluvia pierde su ilusión por mostrar al mundo entero sus Reyes. Esta es una pequeña muestra de lo que ha sido la representación estos días.

Una fiesta que se remonta muchos, muchísimos años atrás. Aquí puedes ver un resumen de lo que ha sido, desde 1986 hasta 2014.