Se dice que «novia mojada, novia afortunada», pero si es verdad que aunque una boda con lluvia también puede ser preciosa, puedes querer disfrutar de una sesión de fotos. Para ello, Isa y Luis decidieron hacer una sesión post-boda. Y estamos muy satisfechos con la elección.