Con motivo del periodo de confinamiento por el COVID-19, se me ocurrió un juego con el que mantener el contacto con mis seguidores de Facebook e Instagram. El típico juego de buscar las 7 diferencias, pero usando fotos mías. Fue un éxito tal, que cada día había gente esperando a que subiera la nueva foto.